El Desierto de los Niños 2020

Agua en el desierto

Decimosexta edición de El Desierto de los Niños, en la que el agua será el hilo conductor del viaje. Uno de los momentos principales que se vivirán durante el viaje será la inauguración de una serie de pozos y canalizaciones que, gracias al dinero recaudado por los Concesionarios Hyundai, llevarán agua a un asentamiento de nómadas en medio del desierto. Muy cerca de las majestuosas dunas.

Pero desde el primer día el agua será protagonista, ya que, en la parte turística del viaje, durante la primera jornada estaremos muy cerca del mar. Conoceremos dos bonitos rincones en los que el agua es el protagonista y que forman parte de la historia de Marruecos.

Otro de los objetivos del viaje es visitar un pequeño pueblo que ha estado muy ligado a la historia de El Desierto de los Niños, ya que se ha visitado en varias ocasiones. Se construyó un centro social, se equipó la escuela con ordenadores… En Ouzina la parada será más larga de lo habitual, para que dé tiempo a convivir, sin prisas, con los habitantes de la localidad y que los niños, los de aquí y los de allí, interactúen con los juegos que prepararán los cinco monitores infantiles que acompañan al viaje. Se dormirá en un campamento levantado expresamente en esa población para El Desierto de los Niños.

Por otra parte, como cada año, la caravana irá acompañada por los ópticos de la Fundación Alain Afflelou, que revisan la vista en las poblaciones por las que se pasa.

Los recorridos del viaje están pensados para intentar contentar a todos los ocupantes del vehículo. Lo menos largos posible, pensando en los niños, pero intensos, para saciar la sed de aventura. Unos recorridos sólo aptos para vehículos 4x4. MUY IMPORTANTE. El Desierto de los Niños no es un rallye, ni un viaje para hacer dunas. Si la velocidad o “hacer el cabra” en las dunas son tus objetivos, éste no es tu viaje.

Más información

Informate acerca de los precios y la ficha del viaje

Precios e Información Ficha del viaje

Formulario de Inscripción